Estrategias en el Aula de clases para el Aprendizaje

En los actuales sistemas educativos es obligatorio que los docentes se actualicen constantemente y estén en una constante formación para ofrecer un mejor servicio a sus alumnos. Una de las herramientas más usadas últimamente, debido a su eficacia, son las estrategias para mejorar el clima en el aula. Estas estrategias son sumamente variadas y pueden aplicarse en varias áreas del aprendizaje, aquí te contaremos las más efectivas.

1. Para mejorar la lectura

Las estrategias de aprendizaje para mejorar la lectura son una serie de procedimientos mentales que va a ejecutar el estudiante en una secuencia específica, cada estrategia está pensada para que se ejecuten algunas operaciones cognoscitivas para que sea más sencillo procesar la información que está leyendo y retenerla dentro de su memoria. Algunas de las estrategias para mejorar la lectura son:

Volver a leer el texto

Generalmente, al leer por primera vez un texto, el alumno se queda con la idea principal del mismo, pero al volver a leerlo, va a retener mucha más información y es más probable que comprenda algunos detalles adicionales.

Leer el texto en voz alta

Leer en voz alta requiere de un mayor esfuerzo mental e incluye más sentidos durante el proceso, esto beneficia al proceso de aprendizaje, pues en ese esfuerzo por pronunciar mejor, respetar las normas de puntuación y leer en una velocidad adecuada para que los compañeros del aula entiendan, mejora la retención de la información.

Cuestionar el texto

Todas las personas entendemos la información desde una perspectiva diferente, y un buen profesor debe saber usar esa cualidad como una herramienta de aprendizaje. Pedir al alumno que cuestione el texto, se haga una imagen mental del mismo y lo resuma con sus propias palabras es la mejor forma de ejercitarlos y de saber que realmente comprendió la idea.

2. Para mejorar la Motivación

Está científicamente comprobado que los alumnos aprenden más y mejor cuando tienen una actitud adecuada durante el proceso y se encuentran motivados. Existen muchas formas de mantener dicha motivación y todas ellas forman parte de las estrategias para mejorar el clima en el aula.

Cuando un profesor logra mantener a sus alumnos motivados, el ambiente escolar se vuelve mucho más productivo y entretenido, por eso te recomendamos aplicar estas estrategias:

Usar el humor

Anteriormente, las clases solían ser muy serias y aburridas, actualmente ya sabemos que el humor es una herramienta poderosa para mejorar el aprendizaje. Incluir dentro de las enseñanzas algunas anécdotas chistosas, no solo hace que al alumno lo memorice y luego lo asocie, sino que es la mejor estrategia para mejorar el clima en el aula.

Fomentar la participación en el aula

Cuando una clase es dinámica y todos participan hace que se aumente el interés del alumno por aprender. Existen muchas formas de lograr esto, una de las más sencillas es realizar preguntas del tema o pedirles a los alumnos que lo estudien previo a la clase para luego exponerlo.

3. Para mantener el orden y silencio

A pesar de que actualmente se fomentan las estrategias para mejorar el clima en el aula que sea dinámicas y participativas, es importante que igual exista un orden de participación y de silencio. Si esto no ocurre, el rol del docente se puede ver perjudicado y el alumno no aprenderá realmente. Para evitar esto puedes:

Temporizar la clase

Una de las formas más efectivas para que la clase sea participativa pero que igual sea ordenada es temporizar u organizar la clase. Para lograr esto se pueden definir lapsos de 15 a 30 minutos de debates, preguntas y más, luego es el momento de que el profesor imparta sus enseñanzas.

Aplicar una señal para hablar

El profesor puede enseñar a sus alumnos una señal (como levantar la mano) para indicar que necesita comentar algo. De igual forma, se puede aplicar una señal para indicar que no es momento de interrumpir o que debe esperar su turno.

Estas son algunas de las estrategias para mejorar el clima en el aula, más efectivas para mejorar el aprendizaje en los alumnos. Sin embargo, la lista de opciones es mucho más larga y cada docente las puede aplicar de la forma que mejor le funcione con el grupo de clases.


Mejorar el aprendizaje dentro del Aula; es de vital importancia. Pero también conocer y aplicar de como podemos contribuir al aprendizaje cuando los alumnos están fuera de clase, también suma, tal es el caso de la metodología de la clase Invertida.